ANNO XIII  Giugno 2019.  Direttore Umberto Calabrese

Venerdì, 15 Febbraio 2019 23:05

Ferrari, de rojo más intenso Escuadra italiana busca coronarse tras una larga sequía

Written by 
Rate this item
(0 votes)

La escudería Ferrari presentó en sociedad el SF90, su bólido para el Mundial 2019 con el que pretende recuperar el trono de la Fórmula 1, tras más de una década de sequía.


La denominación hace referencia a los 90 años de la Scuderia, fundada en 1929, por el legendario Enzo Ferrari.
El último título de la escuadra italiana lo logró el finlandés Kimi Raikkonen en 2007, por lo que a las urgencias del equipo de Maranello se unen también las de su primer piloto.
Sebastian Vettel, primer volante de Ferrari, cumple su quinto año en la escuadra, justamente el mismo tiempo que tardó el legendario Michael Schumacher -hoy postrado- en conseguir su primera corona con las máquinas rojas.
"No tengo el traje de piloto y no puedo meterme en la cabina.
Pero no puedo esperar para subirme al auto y correr. Cada vez es una emoción increíble", dijo en la presentación el alemán Vettel.

"Como equipo estamos en el camino justo, esperamos seguir mejorando", se ilusionó.
La presentación tuvo lugar, a diferencia de la mayoría de rivales de la F1, en la sede del equipo italiano, que no apeló al recurso usual de una virtualidad a través de Internet. Charles Leclerc -el nuevo compañero de equipo de Vettel, que llega procedente de Alfa Romeo Sauber- también estuvo en la ceremonia, vestido de elegante traje.
"Estoy extremadamente emocionado, es un sueño que tenía desde que era niño. Trabajar con Vettel, más que tensión, es una oportunidad para aprender de un gran campeón", dijo Leclerc, de sólo 21 años, el más joven que tiene Ferrari desde 1961, por detrás del mexicano Ricardo Rodríguez.
Leclerc, nacido en Mónaco, reemplaza al veterano Raikkonen, que correrá este año para Alfa Romeo Racing.
El nuevo bólido no luce el típico rojo habitual de Ferrari en la F1, sino un bermellón más intenso -tiende al coral- y en mate, con el negro dando presencia a las polémicas letras y símbolo del lema Mission Winnow del patrocinador Philip Morris, en sustitución de los elementos blancos que había llevado en años anteriores.
"Afrontamos la responsabilidad de nuestro legado e historia y entendemos que llevamos a las espaldas las esperanzas de todo un país y millones de aficionados. Pero confiamos en la dedicación y el talento de los cientos de personas que han trabajado sin descanso para lograr el éxito", comentó el consejero delegado de Ferrari, Louis Carey Camilleri.
"Tratamos de llevar todo al límite, de ser innovadores", añadió respecto a un coche que según Mattia Binotto, el nuevo director deportivo del equipo (en sustitución de Maurizio Arrivabene), "no es una revolución, sino una evolución de los monoplazas precedentes".
El monoplaza SF90 es el número 65 de las Scuderia di Maranello, el sexto de la generación híbrida F1, que comenzó en 2014.
La nueva máquina muestra cambios en la línea aerodinámica.
Entre los más obvios, los de los alerones: el frontal es más ancho y sencillo que el modelo de 2018, mientras que el trasero es más ancho y alto. Además, los desviadores de flujo de aire en los lados se han reducido en altura, mientras que las tomas de aire de los frenos delanteros se han simplificado.
El peso total del coche se eleva a 743 kilogramos, con el piloto. La cantidad de combustible disponible para la carrera ha aumentado y la estructura del marco está hecha de carbono con protección de aleaciones para el habitáculo y la caja de cambios.
El motor turbo con configuración V6 90 grados, tiene una cilindrada de 1600cc, cuatro válvulas por cilindro, con revoluciones máximas de 15 mil. (ANSA).

Read 159 times

Utenti Online

Abbiamo 1178 visitatori e nessun utente online