ANNO XIV Luglio 2020.  Direttore Umberto Calabrese

Martedì, 19 Maggio 2020 16:36

Ribollita fiorentina

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Todos conocemos la ribollita como el plato de recuperación por excelencia de la tradición culinaria toscana. Los orígenes de este plato se remontan a la Edad Media, cuando los nobles solían comer sus platos dentro de panes llamados "comedores".

vez que terminó el almuerzo, se les dio el pan sobrante a los sirvientes, quienes para alimentarlo lo combinaron con sus pobres verduras y lo hirvieron, obteniendo una sopa abundante y sabrosa, ¡un verdadero antepasado de la ribollita! Incluso hoy, esta receta es parte de la cocina casera, conocida y apreciada en diferentes variaciones en la misma región que expresan tradiciones familiares o costumbres locales. En esta receta te contamos sobre nuestros pequeños secretos para disfrutar mejor esta comida reconfortante del pasado. ¡Espera los primeros resfriados y date el tiempo necesario para preparar la ribollita, un plato que no tiene prisa pero que te recompensará por esperar!

Ingredientes:

Ingredientes para los frijoles.

  • Frijoles cannellini secos 350 g

  • Aceite de oliva virgen extra 20 g

  • Ajo 1 diente

  • Romero 1 ramita

  • Agua 2 l

  • Sal al gusto

  • Pimienta negra al gusto

para la sopa

  • Col de Saboya 250 g

  • Repollo negro 300 g

  • Acelga 300 g

  • Pan duro 220 g

  • Aceite de oliva virgen extra 25 g

  • Tomates pelados 180 g

  • Papas 1

  • Cebollas 80 g

  • Zanahorias 80 g

  • Apio 100 g

  • Pimienta negra al gusto

  • Sal al gusto

  • Chile seco al gusto

  • Tomillo fresco al gusto

Preparación:

  1. Para preparar la ribollita, comience cocinando los frijoles cannellini, primero póngalos en un recipiente lleno de agua al menos durante toda una noche, mejor aún durante 24 horas. Después de este tiempo en una sartén grande con un borde alto, caliente el aceite de oliva con el diente de ajo y la ramita de romero, luego agregue los frijoles escurridos del agua de remojo, cubra con agua y cocine durante 1 hora al fuego. medio-bajo con tapa. Al final de la cocción, pimienta y sal (agregue sal al final, de lo contrario, endurecería las legumbres si se pone demasiado temprano). Retire la ramita de romero, tome una parte de los frijoles y guárdelos a un lado porque tendrán que agregarlos enteros al final.

  2. Mezcle todo con una batidora de inmersión para obtener un caldo con el que cocinará la sopa. Ahora cuide el salteado: pele la cebolla y píquela finamente, lave el apio y también reduzca a una picada fina para terminar de pelar la zanahoria y reducirla a cubitos pequeños. En una cacerola, calienta 25 g de aceite de oliva y fríe la cebolla, el apio y las zanahorias picadas a fuego medio. Mientras se seca el salteado, pele la papa y córtela en dados.

  3. Agregue también las papas cortadas en cubitos al salteado y continúe cocinando, mientras se cocina la papa, vierta los tomates pelados en un tazón y aplánelos con un tenedor, agréguelos a las verduras en la sartén.

  4. A medida que la cocción continúa, dedíquese a las verduras de hoja: divida el repollo por la mitad, pruébelo de la costilla interna más dura, y luego córtelo en tiras de juliana, lave y corte la acelga y finalmente lave y corte también las hojas de repollo negro. Agregue el repollo de col rizada, la acelga y el repollo a la sopa, ahora vierta el caldo de frijoles que ha mezclado, mezcle, cubra con la tapa y deje hervir. Cuando la sopa hierva, retire la tapa y cocine por otros 45 minutos, revolviendo ocasionalmente. Cuando la sopa esté lista, sazone con sal y pimienta, agregue los frijoles enteros que ha guardado, revuelva y apague el fuego.

  5. Corte el pan duro en rebanadas gruesas, coloque unas rebanadas en el fondo de un tazón o sopera, cubra con un par de cucharones de sopa, luego coloque otra capa de pan y cubra con otra sopa, continúe alternando las capas hasta que los ingredientes estén terminados . Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego colocar en el refrigerador cubierto con una envoltura de plástico durante al menos 2 horas.

  6. Después de este tiempo, reanude la ribollita, el pan habrá absorbido la sopa y la ribollita tendrá un aspecto semisólido, viértalo en una sartén, hierva, condimente con ají y hojas de tomillo. ¡Tu ribollita está lista para ser disfrutada con una llovizna de aceite crudo!

Buen provecho

Read 64 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Le Vignette di Paolo Piccione

…questo non è amore 2018”… e Pinocchio

 

Utenti Online

Abbiamo 1169 visitatori e nessun utente online

 

Agorà Magazine aderisce all'appello #iostoconvanessa