Print this page
Mercoledì, 03 Giugno 2020 23:09

Roma teme contagios desde el norte

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Reparos desde la capital italiana a una apertura total en algunas regiones del país. Los transportes y las conexiones pueden disparar un rebrote, por lo que pide cautela en la fase 2.

Roma, la emblemática capital italiana, que pudo controlar la expansión del coronavirus, ahora teme una posible reapertura igual para todas las regiones, especialmente en la región Lombardía, donde la pandemia hizo estragos.
La alarma fue lanzada por el asesor regional de Salud, Alessio D'Amato, quien en las páginas del diario Il Messaggero aseveró que "hay demasiadas presiones para arranque el Norte; se necesita bases en evidencias científicas".
El miedo, claramente dicho, es que desde Lombardía circulen en masa personas en Lazio, en particular en la capital, lo cual sería imposible de controlar y rastrear.
"Piensen, si hay luz verde para los viajes interregionales, irán todos los milaneses a Cerdeña solamente?¿Saben cuántos trenes hay todos los días entre Roma y Milán? Espero que haya gran escrúpulo en la toma de decisiones, veo demasiadas presiones", dijo el asesor que gestionó la emergencia del Covid-19 en la región, dirigida por Nicola Zingaretti.
Una preocupación por una región que hoy tiene 16 casos con una tendencia al 0,2% y que ubica a la capital italiana la cifra más baja de positivos nunca registrada desde el inicio de la emergencia.
El último brote, en una Residencia Sanitaria Asistencial en la localidad costera de Anzio, fue inmediatamente aislado y se repartieron muestras para residentes y personal restante.
La región Lazio se equipó para la reapertura: permanecieron operativos cinco centros para la gestión del coronavirus en la capital y otros cuatro en las provincias de la región, también hubo más de 55 mil test que permitieron detectar positivos asintomáticos. Además, se potenció el seguimiento de los contactos seguimiento de contactos y se realizaron 250 pruebas.
En ese sentido, la reapertura por "presión política" más que por "evidencia científica" podrían imponerle una dura prueba al sistema, insistió el asesor D'Amato. "Se debe decidir sobre la base de una serie de indicadores.
Si las decisiones se toman con pruebas científicas, no tendremos nada que alegar", remarcó. Pero, si, por el contrario, se cede a las presiones, se tomarán contramedidas, avisó. "Presiones sobre el comité técnico-científico hay y es probable que esto cree irritación. Desde el Norte hay un impulso para abrir, especialmente por partidos como (el ultraderechista) Liga". "No estoy en contra por principios. Pero, por favor, que se evalúe antes que nada la salud pública", prosiguió. En ese sentido, podrían mejorarse medidas de prevención y verificación basadas en el modelo de "termoescaner", ya presentes en la estación de trenes Termini. Mientras tanto, se espera la decisión del gobierno. "No quisiera tomar ninguna iniciativa para proteger nuestra región, pero si hay forzamientos algo se deberá hacer", completó D'Amato. (ANSA).

Read 95 times