Print this page
Giovedì, 18 Giugno 2020 00:50

Napoli grita campeón Venció 4-2 a Juventus en final de Copa Italia

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Venció 4-2 a Juventus por esa vía y sumó su sexta corona en el torneo tras igualar sin goles en tiempo reglamentario.

Napoli conquistó su sexta corona en Copa Italia al derrotar 4-2 a Juventus en definición por penales tras igualar sin goles en los 90' reglamentarios en el Estadio Olímpico de Roma y sucede a Lazio en el trono.
El argentino Paulo Dybala, que había jugado un buen partido, malogró el primer remate de la serie y el brasileño Danilo el segundo de Juventus, para la que sólo convirtieron el capitán Leonardo Bonucci y el galés Aaron Ramsey.
Ninguno de los ejecutores de Napoli falló: Lorenzo Insigne, Matteo Politano, el croata Nikola Maksimovic y el polaco Arkadiusz Milik superaron al veterano Gianluigi Buffon desde los 12 pasos y festejó el equipo de Gennaro Gattuso.
Sexta corona en Copa Italia para Napoli, que en tiempo de descuento estrelló un remate en el poste, pero debió esperar a la definición por penales para repetir un título que había alzado por última vez en 2013-14 frente a Fiorentina.
Dos años antes había frustrado también en la final a Juventus (que por entonces entrenaba Antonio Conte, hoy DT de Inter), en aquella ocasión ganándole por 2-0 en la única definición que los había visto cara a cara hasta hoy en Copa Italia.
Hoy, en cambio, debió aguardar a la lotería de los penales y acertó un pleno en un partido en el que mejoró notoriamente en el complemento, tras cederle la iniciativa a Juventus en el primer tiempo.
En ese período, el equipo de Gattuso se replegó sobre su propio campo y apostó al contragolpe, pese a lo cual contó con la chance más clara para desnivelar, con un tiro libre de Insigne a los 24' que se estrelló también en el poste.
Aunque Buffon parecía llegar al remate, esa fue la opción más nítida de un duelo entretenido aunque con escasas situaciones de gol en las que estuvieron parejos a pesar del leve predominio del equipo de Maurizio Sarri.
La primera llegada clara llegó de los pies de Cristiano Ronaldo tras un error en la salida de José María Callejón que capitalizó Dybala para recuperar el balón y cederlo al astro luso, que probó a Alex Meret con un remate abajo.
El reemplazante del suspendido colombiano David Ospina, artífice de la clasificación de Napoli a la final, volvió a responder con solvencia anticipando en la salida a Cristiano Ronaldo, nuevamente asistido por el argentino Dybala.
Llegó tras otra pelota perdida en el mediocampo por un Napoli que tuvo también sus opciones por vía del contragolpe, su arma preferida en ese capítulo en el que volvió a llegar con peligro en la agonía ante un Buffon que evitó la conquista.
Poco del belga Dries Mertens, artillero histórico del Napoli que fue bien contenido por la zaga de Juventus en la que sobresalió un sobrio Juan Guillermo Cuadrado, responsable de anular a Insigne.
El colombiano, cuando pudo, pasó al ataque por su banda, al igual que el brasileño Alex Sandro por la suya, subidas de las que estuvo pendiente Callejón más que de generar peligro en ataque.
Alex Sandro, el francés Blaise Matuidi y Mertens fueron los que más faltas cometieron en un primer tiempo en el que el árbitro Daniele Doveri no mostró ninguna tarjeta amarilla, como sí lo hizo en el complemento.
Las recibieron Bonucci, Dybala y Mario Rui, luego reemplazado al igual que Mertens, quien llegó con alguna dificultad física al duelo y le dejó su lugar en cancha a un Milik que a los 71' remató alto sólo frente al arco.
El ingreso de Politano le dio más vigor a la ofensiva de un Napoli que se adelantó algunos metros en cancha sin perder el orden y que cuando el duelo agonizaba contó con otra opción de gol inigualable.
Buffon, en la penúltima jugada del partido, le tapó un cabezazo a Maksimovic, pero no pudo retener el balón y, en el rebote, el también ingresado Elif Elmas sacudió el poste con un remate que se desvió camino al arco a escasos metros.
El lamento de Gattuso por la chance desperdiciada tendría consuelo en la serie de penales, donde Juventus, que también generó algunas jugadas de peligro para Meret en el complemento, falló de arranque y terminó pagándolo caro.
El "dueño" del "Calcio" en las últimas temporadas no pudo refrendar su hegemonía en la vuelta del fútbol en Italia y al final fue Napoli el primero en gritar campeón en tiempos de pandemia.
Sarri, un ex Napoli que padeció más de una vez a Juventus y hoy la entrena, tampoco pudo festejar su primer título en el fútbol de su país tras haber sido campeón, pero con Chelsea en la Europa League.
El duelo, que se jugó a puertas cerradas en el Olímpico, tuvo algunos invitados ilustres en las gradas, entre ellos el DT de la "azzurra", Roberto Mancini, flanqueado por Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC).
Andrea Agnelli, presidente de Juventus, el checo Pavel Nedved, dirigente del club turinés, Aurelio de Laurentiis, titular del Napoli, y Paolo Dal Pino, representante de la Liga de Serie A, fueron otros rostros conocidos.
La mayoría de ellos lucía barbijo como imponen los tiempos de emergencia sanitaria, aunque Napoli se olvidó de los protocolos y festejó abrazado en el centro del campo la conquista del primer título en Italia desde la vuelta del fútbol.
Juventus, como consuelo, sigue siendo el equipo más laureado del torneo, en el que ostenta un record de 13 coronas en 18 finales disputadas, pero hoy la alegría se trasladó al sur del país.(ANSA).

Read 103 times Last modified on Giovedì, 18 Giugno 2020 01:01