ANNO XV Novembre 2021.  Direttore Umberto Calabrese

Martedì, 27 Febbraio 2018 14:23

Antonio Ledezma: En tiempos de la democracia venezolana fuimos el paraguas para los perseguidos

Written by 
Rate this item
(0 votes)
Antonio Ledezma Cumbre de Derechos Humanos en Ginebra el 21 de febrero Antonio Ledezma Cumbre de Derechos Humanos en Ginebra el 21 de febrero

Antonio Ledezma en El Venezolano TV

En entrevista concedida a Leopoldo Castillo en El Venezolano TV, Antonio Ledezma habla sobre sus tres meses en el exilio: En mis tiempos de dirigente juvenil me tocó viajar al exterior a realizar cursos de formación política pero siempre sabía que pronto volvería a la patria, pero cuando puse un pie en territorio colombiano sentí que se me desgarraba el alma porque cuando volvería a pisar tierra venezolana. Sostiene que no sabe si vamos a salir mañana o pasado mañana del régimen, pero asegura que estamos mas cerca que ayer, porque hoy mas débil tal como lo demuestra con su agresividad y la puesta sobre la mesa de la carta de injerencia humanitaria.

 

Afirma que el problema venezolano no se resuelve con pañitos calientes ni con jugadas electoralistas, hay que salir de la dictadura e implantar un gobierno de transición que a su vez garantice la vuelta a la democracia organizando unas elecciones limpias y transparentes para comenzar a restituir el estado de derecho y la reconstrucción de la economía para insertar a Venezuela en la Comunidad Democrática Internacional y comenzar a rehacer el tejido social de Venezuela.

 

Considera que la Unidad no solo es posible sino indispensable. Reconoce que sobre la conciencia de la dirigencia política opositora pesa una responsabilidad por haber dejado que nos arrebataran una de las grandes conquistas de la lucha opositora en estos últimos 20 años, como fue la tarjeta de la manito, la tarjeta de la Unidad. Afirma que en este momento trabaja junto a un grupo de venezolanos en la nueva plataforma Soy Venezuela.

 

En los tiempos de democracia Venezuela le abrió sus brazos a muchos argentinos, chilenos, uruguayos, paraguayos, dominicanos, panameños, peruanos, ecuatorianos, entre otros. A personas que eran perseguidas en Colombia y otros paises. En sentido Venezuela fue el paragua que le dio sombra de libertad a todos los perseguidos en estos pueblos hermanos, ahora ellos están haciendo lo mismo con nosotros.

 

P.— Con que se ha encontrado Antoni o Ledezma en tres meses en el exilio

R.-- Me he encontrado con Venezuela fuera del territorio nacional. Esto es algo que quizás algunos no comprendan, pero es como descubrir a una Venezuela en el exilio cosas que uno no suponía nunca. En mis tiempos de dirigente juvenil me tocó viajar con una mochila con cien o doscientos dólares porque por lo general íbamos a cursos de formación política pero cuando poníamos el pie en el aeropuerto sabíamos que pronto volvería a la patria. En esta oportunidad cuando yo puse un pie en el territorio colombiano sentí que se me desgarraba el alma porque había una pregunta que no tenía respuesta instantánea, cuando vuelvo, cuando vuelvo a pisar tierra venezolana.

En el exterior lo que me he encontrado es llanto e incertidumbre, pero al mismo tiempo, aunque esto parezca una contradicción dentro de las cosas que te estoy diciendo, a una gente con mucha esperanza, una gente que insiste que las residencias que están solicitando son residencias temporales porque está implícito el deseo de volver muy pronto a Venezuela.

P.--Que cercano está ese regreso a Venezuela?

R.- Yo no voy a decir que lo que estamos haciendo nos hará feliz, pero si no lo hacemos no vamos hacer nunca feliz. No voy a decir que vamos a salir mañana o pasado mañana pero estamos mas cerca que ayer. Cuando hay gente que dice que el dictador Maduro está mas fuerte que nunca, es todo lo contrario, está mas débil, y como está mas débil es mas agresivo, es mas iracundo, es mas irreflexivo, apela a esa violencia y a esa represión que en el caso de Venezuela es mas sistemática y masiva y por ser sistemática y masiva, es que ha reaccionado la Comunidad Internacional, y por eso es que se coloca sobre la mesa la carta de la injerencia humanitaria.

P.—Mucha gente especula que Maduro puede dar una vuelta carnero y dice, vamos a colocar las elecciones en julio o elecciones generales.

R.—Lo que está planteado en Venezuela es la solución de una crisis terminal. Ese problema no se resuelve con pañitos calientes, con volteretas ni con jugadas electoralistas. Venezuela necesita salir de esta dictadura y que se implante un gobierno de transición que a su vez garantice la vuelta a la democracia organizando unas elecciones limpias y transparentes para que comencemos a restituir el estado de derecho. Ese es el punto de partida para la reconstrucción de la economía venezolana, para la inserción de Venezuela en la Comunidad Democrática Internacional y para la comenzar a rehacer el tejido social de Venezuela.

P.—Es posible una unidad de verdad, sincera, mas que una suma de letras o una suma de partidos políticos.

R.— Eso no solamente es posible, sino que es indispensable. No se trata que queramos unirnos, es que estamos obligados a unirnos. Si alguna responsabilidad pesa sobre la conciencia de la dirigencia política es haber dejado que nos arrebataran una de las grandes conquistas de la lucha opositora en estos últimos 20 años, como fue la tarjeta de la manito, la tarjeta de la Unidad. Esa tarjeta unitaria se logró gracias al esfuerzo unitario, sin embargo, ahora está planteado ofrecerle a Venezuela una plataforma unitaria y de verdad.

P.— Como calibra la frustración que viven muchos venezolanos

R.-- Cuando mucha gente se pregunta, mi marcha fue en vano, cuando alguno se pregunta viendo para el cielo, ese chapuzón que me di en el Guaire, como los dieron tantas personas de la tercera edad, jóvenes con esos escudos de madera o de cartón, ese médico que fue amenazado con un chorro de agua a presión, esa anciana que se colocó delante de una tanqueta, ese joven violinista que entonaba las notas del Gloria al Bravo Pueblo envuelto en una nube de gas lacrimógeno.

Igualmente los jóvenes que fueron asesinados, el sacrificio de Oscar Pérez, el carcelazo de Iván Simonovis, la muerte de Franklin Brito, o el hecho cierto de que tengamos enterrados en un sótano, aislado a Raúl Baduel, a Loren Saleht y tantos estudiantes, y los sacrificios de tantas muchachas que fueron sometidas a un martirio, eso en ningún momento va ser en vano.

P.—Como aspiran recomponer la Unidad

R.-- En estos momentos estamos trabajando con la plataforma Soy Venezuela, junto a María Corina Machado, Diego Arria, Cecilia Sosa, Julio Coco, Richard Blanco, Víctor Maldonado, entre otros. Son muchos, pero desee luego necesitamos que todos venezolanos se sumen a una gran gesta unitaria porque esa es la gran fuerza, nuestra fortaleza frente al poderío de un gobierno despótico, es la lucha unitaria con objetivos muy bien definidos.

P.— Que falta para esa lucha unitaria

R.— Falta grandeza de alma. Hay que emular a los viejos fundadores de la democracia en las cosas buenas que nos dejaron. Cuando hubo momentos que dejaron de lado la ambición personal para darle prelación al gran proyecto de democracia, esa democracia que nació con el pueblo el 23 de enero de 1958. En ese Unidad es fundamental la inclusión militar para salir de Maduro

P.— Pero no está muy comprometido el factor militar con el gobierno.

R.-- Cuando hay gente que me dice que los militares todos están sumisos al régimen de Maduro yo digo que no es cierto, a mi me ayudaron militares en mi fuga, y cuando le preguntaba que pasa, ustedes no se ven en el espejo, no ven lo que está sufriendo el pueblo, me dijeron es que nosotros nos sentimos intimidados por los ojos del G2 cubano que esta metido en los cuarteles de Venezuela, hay muchos que están amenazados, detenidos o aislados como hacen los cubanos la operación pijama metiéndolos en su casa.

En este momento Venezuela tiene mas generales que la OTAN, que el promedio supera el de soldados en cualquier parte del mundo. Pero esas Fuerzas Armadas institucionales son indispensables para la recuperación de la democracia y para el relanzamiento de un proyecto de país que haga posible en el corto y mediano plazo recuperar la economía y la sociedad venezolana.

P.—Hay países vecinos muy preocupados por lo que ocurre en Venezuela. Que ha captado usted de los gobiernos de esos países con relación a Venezuela.

R.—Se combina varias cosas. Preocupación, pero al mismo tiempo ocupación. Están ocupados para ver como ayudan a solucionan el problema. En segundo lugar lugar solidaridad, esa solidaridad que sembraron nuestros padres libertadores. Bolívar salió de Venezuela a liberar a Colombia, Ecuador, Perú, a la creación de Bolivia. La gesta del Libertador no fue para colonizar sino para liberar, y en los tiempos de democracia Venezuela le abrió sus brazos a muchos argentinos, chilenos, uruguayos, paraguayos, dominicanos, panameños, peruanos, ecuatorianos, entre otros, a gente que era perseguida en Colombia. En fin, Venezuela fue la sombrilla, el paragua que le dio sombra de libertad a todos los perseguidos en estos pueblos hermanos, ahora ellos están haciendo lo mismo.

P.—En cuanto estima la diaspora venezolana

Sobre el tema humanitario es una perturbación para la estabilidad de todos los gobiernos de la región, porque no estamos hablando de dos mil o tres mil personas que van de turismo a Colombia como era antes, sino que estamos hablando de casi un millón de ciudadanos venezolanos que están en territorio colombiano. En Boa Vista, estado de Roraima, hay casi el cuatro o cinco por ciento de la población de Brasil. Este tema ya lo hemos hablado con la cancillería de Brasil y muy pronto tendremos otra reunión para seguir tratando el tema en nombre del exilio venezolano, pero siempre con la esperanza que esos compatriotas regresen pronto a Venezuela de donde no debieron salir nunca.

 

Edición de texto

Gerónimo Figueroa Figuera

CNP: 569

@lodicetodo

Read 578 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 833 visitatori e nessun utente online