ANNO XIV Agosto 2020.  Direttore Umberto Calabrese

Mercoledì, 29 Novembre 2017 17:38

"La mafia siciliana está en crisis"

Written by 
Rate this item
(0 votes)
Fotograma de 'Sicilian Ghost Story'  de  Fabio Grassadonia y Antonio Piazza directores (Gentileza Festival de Mar del Plata) Fotograma de 'Sicilian Ghost Story' de Fabio Grassadonia y Antonio Piazza directores (Gentileza Festival de Mar del Plata)

El secuestro y asesinato de un niño de 13 años en Sicilia a manos de la Cosa Nostra, en 1996, un caso que horrorizó a la opinión pública italiana, es revisado en clave de ficción, en "Sicilian Ghost Story", de Fabio Grassadonia y Antonio Piazza.


    El filme -distribuido en español con el título "Luna, una fábula siciliana"-, cuya premier latinoamericana tuvo lugar durante la 32da edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, llegará a las salas comerciales de Argentina el 7 de diciembre próximo.
    "Antonio y yo crecimos en la Sicilia de los años 80 y 90, cuando la Cosa Nostra tenia un poder y un control del territorio como nunca antes. Y este caso tuvo un impacto tan fuerte en nuestra vida que decidimos dejar la isla", rememoró Grassadonia en entrevista con ANSA.

   Giuseppe Di Mateo tenía 13 años cuando fue captado, en los establos que solía frecuentar para montar a caballo, por hombres con uniforme policial que prometieron llevarlo a ver a su padre, Santino Di Matteo.
    Este último era un "arrepentido" de la mafia -bajo protección de la Policía- que había trabajado bajo las órdenes de Giovanni Brusca, autor intelectual del asesinato del juez Giovanni Falcone, reconocido en todo el mundo por su denodada lucha contra el crimen organizado.
    Por temor a la delación de Di Matteo, Brusca, que era el padrino del niño, ordenó su secuestro. De seguro, esperaba que el arrepentido dejara de hablar pero eso no sucedió: tras 779 días de cautiverio el chico fue ahorcado y su cuerpo disuelto en ácido.

   "Fue algo terrible que permaneció en nuestros pensamientos y nos obsesionó durante mucho tiempo", subrayó el cineasta.

   Agregó que "si bien en aquellos años se vieron asesinatos de jueces y policías y coches-bomba, esto sobrepasó todo".
    "Porque fue el secuestro de un niño, porque estuvo cautivo durante más de dos años y porque en esa prisión extensa y agónica devino casi en un prisionero de un campo de concentración que llegó a pesar 25 kilos, sin contar el modo horrible en que se deshicieron de él", detalló.
    Si bien existe una exhaustiva investigación detrás de la película -que abrió este año la Semana de la Crítica del Festival de Cannes-, no se trata de un documental sino de una ficción, que parte de una fábula.
    La historia gira en torno de Luna, una compañera de escuela de Giuseppe, que está enamorada de él y su desconsuelo tras la desaparición del niño se transforma en una obsesión por hallarlo.

   "Es el sueño de Luna pero mientras la historia progresa vemos que ella es también el 'sueño' de Giuseppe", explicó Grassadonia.

   Los cineastas optaron por esta línea, "una historia de fantasmas que deriva de una de horror real", tras haber leído la novela "Un caballero blanco", de Marco Mancassola.   En el libro, Giuseppe, al morir, se convierte en un caballero en la imaginación de una compañera de clase y se torna una presencia sobrenatural que la protege.
    "Nos pareció que ese era el punto de vista ideal para desarrollar esta historia. Porque tratamos de entender que en un mundo así, hecho de horror y dolor, se puede abrir una esperanza", aseveró el director de "Salvo" (2013), filme en el que junto a su socio creativo ya habían buceado en el ámbito de la mafia del sur de Italia.
    La referencia se torna inevitable para quienes fueron niños en aquellos años terribles en que la Cosa Nostra pisaba fuerte.
    Y lo más impactante, fue que tanto Grassadonia como Piazza regresaron a Sicilia para rodar "Sicilian Ghost Story" y se enfrentaron con sus propios fantasmas.
    "La película está ambientada en los '90, cuando la mafia tenía un poder económico y militar total: creó una suerte de dictadura en la cual hubo gente que aprendió a sobrevivir o a cerrar los ojos, mientras otros hallaron una forma de cohabitación. Con Antonio, decidimos regresar y confrontar con aquella experiencia de haber crecido en ese ambiente", relató Grassadonia.

   El realizador sostuvo que no tuvieron inconvenientes ni sufrieron presiones durante el rodaje del filme, para el que recrearon al detalle cada uno de los sitios donde estuvo cautivo Giuseppe, en un largo peregrinaje por Sicilia.
    Incluso, el temible poder de la Cosa Nostra parece haber quedado limitado a los clásicos del cine.

   "La presencia de la mafia ya no es tan fuerte. Su control capilar ya no existe. Incluso, está en crisis desde el punto de vista económico", concluyó el cineasta.(ANSA).

Read 572 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 957 visitatori e nessun utente online