ANNO XIII  Agosto 2019.  Direttore Umberto Calabrese

Mercoledì, 17 Luglio 2019 15:20

La Embajada de Francia en Caracas incluyó en su celebración el apoyo a causas sociales y al emprendimiento venezolano

Written by 
Rate this item
(0 votes)

El 14 de julio es el día nacional de Francia

Caracas (Venezuela) -  El Embajador de Francia en Caracas, Sr. Romain Nadal, ofreció una amena recepción con motivo del día nacional de Francia, que se celebra cada 14 de julio. Un nutrido grupo de invitados asistió ese domingo a la cita y pudieron compartir emotivos momentos, donde el apoyo a las causas sociales tuvo un importante espacio. La agenda incluyó la participación de la banda AH Sinfónico (Anibal Hamilton Sinfónico)con un repertorio musical franco-venezolano y una muestra del famoso musical Los Miserables.

Los invitados se reunieron en horas del mediodía y, luego de escuchar los himnos nacionales de Francia y Venezuela, a cargo de la cantante venezolana Beatriz Occéas, tuvo lugar el discurso del Embajador. El Sr Romain Nadal, quién destacó “he compartido, estos dos años, con la sociedad venezolana privaciones y sufrimientos pero también alegrías y felicidad. Jamás he dudado de la grandeza del pueblo venezolano, fiel a sí mismo y a su vocación universal. Es éste un lazo inquebrantable que nos une y nada alterará….”

Un momento importante del día fue el protagonizado por los representantes de Consorven, Confederación de Sordos de Venezuela, quiénes a nombre de su presidente, Sr. Juan Ángel De Gouveia, recibieron -gracias a la alianza entre la Embajada y Air France- dos boletos aéreos que les permitirá viajar al Congreso de la Federación Mundial de Personas Sordas, que se llevará a cabo en la ciudad de Paris, a finales del mes de julio.

El apoyo a organizaciones no gubernamentales del país también estuvo presente con los stands de AVEPANE y ASOGIN (asociación civil gimnasio inclusivo), quienes pudieron dar a conocer el trabajo que llevan adelante en el país. Éstas son solo dos de las ONG´s que han contado y seguirán contando con el valioso apoyo de la Embajada de Francia en Venezuela.

Resaltamos también la presencia de emprendedores nacionales como Buffalinda,  Lácteos El Alambique, Hecho en Venezuela, El dorado Chocolates, entre otros se hicieron presentes en esta jornada.  

El arte también tuvo un papel importante en la celebración. El periodista Nelson Bocaranda Sardi donó a la Embajada de Francia, un busto del General Charles de Gaulle, quien fue Presidente de la República Francesa de 1958 a 1969. Se trata de una escultura en bronce hecha por el escultor venezolano José Aranaz, en ocasión de la visita que De Gaulle hizo a Venezuela en el año 1964.

Durante la celebración, los invitados disfrutaron de la muestra de obras y esculturas con la que cuenta la Residencia del Embajador, a cargo de los artistas plásticos: Daniel Suarez, Juvenal Ravelo y Octavio Herrera.

Lo musical y teatral pusieron más de la nota cultural a la celebración. Por un lado, con un abreboca del famoso musical Los Miserables, que tendrá una temporada en el teatro Teresa Carreño durante el último trimestre del año. Además, la banda AH Sinfónico animó a todos con su impresionante energía en escena y con ese ritmo, se despidieron los invitados hasta el año que viene.

 

Discurso del Embajador Sr. Romain Nadal

Distinguidas autoridades,

Estimados miembros del cuerpo diplomático,

Mes chers compatriotes,

Queridos amigos venezolanos,

Este 14 de julio, celebramos hoy la Fiesta Nacional Francesa y también la amistad franco-venezolana

Celebramos todo aquello que nos une. Celebramos ese manifiesto gusto por la independencia que denominamos libertad. Ese querer dar a todos una igualdad de oportunidades, la denotada igualdad. Esa determinación de no dejar a nadie de lado lo que se conoce por fraternidad.

La energía del pueblo francés, la voluntad del pueblo francés han escrito nuestra historia con el concurso de personalidades excepcionales tales como la de Francisco de Miranda, por siempre presente en nuestra memoria colectiva la cual compartimos con Venezuela.

La historia de Francia no comienza el 14 de julio de 1789 pero en esa fecha el pueblo hizo gala de aquellos ideales que deseaba seguir. La Historia de las relaciones franco-venezolanas prosiguió ella también, y nosotros tenemos hoy aquí un testimonio de ello con este busto del General de Gaulle, presente acá ante ustedes. Se trata de un bronce de José Antonio Aranaz, que realizara en ocasión de la visita presidencial del General de Gaulle a Venezuela en 1964. El Sr. Nelson Bocaranda tiene hoy la generosidad de ofrecer a Francia este magnífico busto que quedará expuesto en esta residencia. A él entonces nuestro más caluroso agradecimiento por su gesto.

Estimada comunidad francesa, estimados amigos venezolanos, siempre a lo largo de nuestra historia, hemos hallado en nosotros este amor por la patria que nos ha salvado, esta energía que nos une en torno a estos ideales. Hoy en el día de la fiesta nacional, nuestro deber es el de jamás olvidar el precio que hemos pagado por conquistar nuestros derechos, el precio que estamos dispuestos a pagar por defenderlos pues son éstos los que nos unen, en un mundo acechado por el choque de las ignorancias.

Ustedes, estimados compatriotas, son los primeros actores de la relación franco-venezolana.

Como embajador, se bien el rol que ustedes juegan en la calidad de la relación bilateral con Venezuela. Es más que nunca importante en estos tiempos difíciles que la comunidad francesa permanezca unida, solidaria, comprometida al lado de la sociedad venezolana. Es el caso hoy en Venezuela. Para demostrarlo ahí están sus asociaciones de acogida, de asistencia de convivialidad que conozco bien y a las que apoyamos con todo el equipo de la embajada. Pienso en la “Casa Chichi” que acoge a personas mayores. Pienso en la asociación “Présence Française” y en “Caracas accueil”. Deseo también saludar su dinamismo económico, bien sea a través de nuestras grandes empresas presentes en Venezuela bien mediante las pequeñas y medianas empresas que muchos de los aquí presentes han creado en el país en todos los sectores tales como el textil, el alimentario, la agricultura, las nuevas tecnologías, las start-ups… A este respecto, desearía agradecer a los consejeros del comercio exterior, a los miembros de la Cámara de Comercio y de Industria Franco-venezolana por el soporte que les brindan. Saludo muy particularmente la iniciativa generosa y solidaria de la compañía Air France la cual ofrece hoy a la Confederación Venezolana de Sordos y personas con trastornos auditivos (Consorven) dos (2) boletos aéreos a París para asistir al Congreso Mundial organizado por la Federación Mundial de Sordos, el cual se llevará a cabo en la capital francesa a finales del presente mes.

Otra prueba de este compromiso solidario, es la acción llevada a cabo por nuestra comunidad educativa en el Colegio Francia, y sus dos secciones, cuyos excelentes resultados en el bachillerato dan muestra del trabajo desempeñado por nuestros alumnos venezolanos y franceses así como también testimonian la calidad del diálogo entre el cuerpo docente con los padres o representantes y demás personal general en el plantel.

Y no puedo olvidar la extraordinaria red de Alianzas Francesas en Venezuela y sus 10.000 estudiantes, de todas las edades y en todo el país, que no solamente hacen vivir la francofonía, sino también la cultura en todas sus vertientes.

Mi experiencia personal y profesional me hace constatar en qué medida la expatriación es una fuente importante de satisfacciones de todo tipo pero también puede ésta relevarse como un verdadero desafío. Nuestro Consulado en Caracas, nuestros cónsules honorarios y nuestros jefes de zona en todo el país velan por mantener un contacto permanente con ustedes para así garantizar la seguridad de toda nuestra comunidad.

Deseo igualmente resaltar la determinación de nuestra acción cultural y social, nuestra voluntad de asociarnos con todos los sectores de la sociedad venezolana, principalmente con los más frágiles y vulnerables.

Es así, a pesar de la profunda crisis que atraviesa el país y de las dificultades cotidianas asociadas a diversas penurias, que la Embajada ha querido, a toda costa, mantener numerosas actividades de cooperación, desde el mismo comienzo de este año 2019.

La Embajada ha así brindado su ayuda a los más desfavorecidos, mediante el apoyo a asociaciones y ONGs que obran en el sector humanitario y alimenticio.

Deseamos mantener asimismo ciclos culturales, indispensables al intercambio cultural y humano. Tal fue el caso principalmente del Festival de Cine Francés hace algunas semanas, o incluso, más recientemente, de la “Semana de Francia”, con una magnífica “Feria Francia Tuya” que se llevó a cabo en la Plaza de Los Palos Grandes en alianza con la Alcaldía de Chacao. Esta quinta edición, de gran interés particularmente para la Embajada, pero también para el conjunto de las instituciones francesas y franco-venezolanas participantes en la misma, fue declinada bajo el lema de la “solidaridad” y contó con la presencia de numerosas ONGs humanitarias y sociales, a las que felicito aquí por su encomiable y tan necesario trabajo. Varios miles de personas, provenientes de diversos sectores, pudieron congregarse en esta plaza de Caracas y allí intercambiar y encontrar un gran calor humano todo a lo largo de ese gran fin de semana, bajo la mirada condescendiente de Notre-Dame de París, que quisimos reproducir en Caracas para agradecer a todos los venezolanos los numerosos mensajes de simpatía y solidaridad recibidos en la Embajada en ocasión de su trágico incendio. Y ya que evocamos aquí a Notre-Dame, por asociación también a Victor Hugo, quisiera subrayar además el magnífico extracto del espectáculo de los “Miserables” que pudimos disfrutar durante la Feria Francia Tuya. Se trata de una obra que marcó a la literatura mundial por su mensaje de justicia social y de humanismo, y que prosigue más que nunca siendo de actualidad en este presente y lugar.

Aprovecho y hago en este momento un guiño al formidable equipo cultural de la Embajada, que les tiene reservado aún una bella sorpresa en breves minutos, para extender asimismo mi agradecimiento al conjunto de los servicios de la Embajada, por su implicación y su entrega a la comunidad francesa; trátese del equipo consular, del servicio económico o de nuestros diferentes servicios estatales: nuestros policías, nuestros gendarmes y nuestros agentes aduaneros.

Estimados amigos,

Aunque soy embajador en este magnífico país desde hace ya dos (2) años, este 14 de julio 2019 es para mí un momento particularmente emotivo y de gravedad cuando Venezuela atraviesa una crisis difícil que afecta enormemente a su población. Deseo compartirlo con ustedes, Venezolanos y Franceses, cualesquiera sean sus orígenes y sus convicciones.

En este mundo incierto que es el nuestro, la democracia, la libertad de pensamiento, el derecho a no ser considerado diferentemente por sus orígenes religiosos, o su color de piel, o por su sexo, sus opiniones, el derecho también a vivir en seguridad y a educar a sus hijos, nada de todo esto está garantizado. Aquí en Venezuela y en todo el mundo, existen hombres y mujeres que han escogido comprometerse para que estos derechos vivan, prevalezcan y sean respetados. Deseo aquí agradecerles a todos ellos por eso en este día de la libertad.

Estimados amigos,

Francia es un país respetado, con el que se puede contar e incluso a veces así se espera en todo el mundo. Esto es sin duda herencia de nuestra Historia, de nuestra lengua, de nuestra cultura, pero deriva sobre todas las cosas del respeto que inspiran nuestros valores, nuestro modo de vida, nuestro apego a la Libertad conquistada un 14 de Julio. Es lo que da credibilidad a la palabra de Francia para abanderar las grandes causas. Pienso en la lucha contra el cambio climático: recuerden que fue en París, en diciembre de 2015, cuando se suscribió un acuerdo histórico; el cual es bien notorio con los picos de polución o las olas de calor extremo, de ahí la imperiosa necesidad de implementarlo cuanto antes en todo el planeta.

Además, Francia ha elegido este año como lema de su presidencia del G7 la defensa del multilateralismo y ha lanzado, conjuntamente con varios Estados aliados, entre ellos Alemania, una “Alianza en pro del multilateralismo” que requiere ser ampliada a fin de consolidar una práctica siempre amenazada y sin embargo más que nunca antes necesaria. En este mismo orden de ideas, organizaremos, del 11 al 13 de noviembre próximo, el Segundo Foro de París sobre la Paz. Se contempla lanzar en dicha ocasión importantes iniciativas de gobernanza global, a las que llamamos a sumarse a Estados, empresas, ONGs y fundaciones. Todos ustedes están invitados a responder al resto del multilateralismo solicitando ser invitados al Foro de París. Es primordial, más allá del discurso, poner manos a la obra, probar que es posible avanzar en soluciones de gobernanza y promover proyectos concretos e innovadores.

Frente a las potencias, tanto las viejas como las nuevas, Francia, bajo la autoridad del Presidente de la República, Emmanuel Macron, reafirma su compromiso universal. En un contexto internacional pleno de incertidumbres, Francia no acepta las violaciones de los derechos humanos más fundamentales – el empleo de armas químicas, las masacres de poblaciones civiles, las persecuciones de las minorías religiosas, la sumisión de la mujer, la trata de seres humanos, la tortura o cualquier otro tratamiento degradante…Francia nunca admite los hechos consumados, la arbitrariedad, la negación de las libertades y de los derechos fundamentales, el cuestionamiento de las fronteras.

En este 2019, lo que creíamos a veces adquirido para siempre – la democracia, la libertad, los derechos sociales, e incluso la paz – todo esto se torna bien vulnerable y reversible. Lo vemos en todos los continentes con el resurgimiento de los extremismos o de los populismos. Hay en la Historia períodos donde todo puede cambiar. Vivimos en la actualidad uno de ellos. Por mi parte, hasta el último día de mi mandato como embajador, estaré abocado de pleno para servir a la amistad y a la cooperación franco-venezolana.

He compartido, estos dos años, con la sociedad venezolana privaciones y sufrimientos pero también alegrías y felicidad. Jamás he dudado de la grandeza del pueblo venezolano, fiel a sí mismo y a su vocación universal. Es éste un lazo inquebrantable que nos une y nada alterará. Sé los sufrimientos de muchos venezolanos en su país o en el extranjero. Es por ellos que Francia ha redoblado el presente año su contribución directa, además de su aporte europeo, al Alto-Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados y al Comité Internacional de la Cruz Roja. Esta contribución se elevará así a 1 millón de euros para brindar ayuda a los emigrantes y desplazados venezolanos, en Venezuela o en Colombia.

Todos conocen las dificultades a las que nos enfrentamos hoy en día en Venezuela. Francia, al igual que todos los amigos de Venezuela, no ha cesado de actuar para acompañar y ayudar a los venezolanos, en todo su conjunto, para encontrar la vía de la unidad en pro del interés nacional. Todos los actores responsables, particularmente los vecinos de la región, deben obrar en este sentido.

Francia así lo hace, en alianza con sus socios del Grupo de contacto internacional, proponiendo un marco de acompañamiento cara a la solución de esta crisis. Francia busca por doquier, vía la negociación, soluciones políticas a las crisis internacionales, principalmente en Venezuela. La intensificación de las tensiones en la región fortalece las divisiones internas y despierta las injerencias externas. Nadie desea recurrir a la violencia, según demuestran los mensajes provenientes de todas partes en aras del apaciguamiento y las propuestas de negociaciones. Frente a las tensiones actuales, Francia reafirma su compromiso en pro de una solución negociada e inclusiva, que prevea la realización de elecciones presidenciales libres y transparentes.

La trágica historia del continente europeo nos recuerda que recurrir a la fuerza es siempre la peor de las soluciones, que no existe problema alguno tan complejo o insalvable que no pueda resolverse mediante la negociación. Únicamente el debate puede superar los obstáculos. La democracia es el marco privilegiado donde se armonizan los intereses, donde se reconcilian las memorias y donde se forjan los valores comunes.

Quisiera decirles, a nuestros amigos venezolanos, que una solución pacífica es posible, que se puede hallar una salida a la crisis política y democrática. Ustedes deben apoderarse de esta idea, no para negar las dificultades – éstas persisten – ni para ocultar los sufrimientos - hoy presentes – sino para tomar consciencia de sus fortalezas, sus talentos, sus capacidades, sus logros. El pueblo venezolano es un gran pueblo. Ustedes deben confiar en sí mismos, sobre todo cara a los desafíos que les aguardan y que para hacerles frente saben que pueden contar con nosotros.

Con nuestros socios europeos, estamos convencidos que las condiciones para un acuerdo pueden darse para restaurar la democracia, la paz y la confianza entre venezolanos y voltear por fin la página de la confrontación y la polarización. No hay un minuto que perder, y es este llamado el que quisiera lanzar en este 14 de julio en nombre de Francia. Francia, de la mano de sus socios europeos, a este fin continuará su movilización en el curso de las próximas semanas, y deseamos que en el transcurso de las mismas se puedan dar avances concretos en este sentido.

Plenamente convencido de ello, es que les extiendo desde el fondo de mi corazón mis más calurosos deseos en esta fiesta nacional. Deseo hoy hacerles llegar mi calurosa amistad a cada una y cada uno de ustedes. Deseo expresarles mi compromiso en pro de nuestros encuentros, teniendo siempre presente a toda la sociedad venezolana en su diversidad y su riqueza cultural. No nos resignaremos nunca al fracaso si deseamos evitar el retorno de las tensiones del pasado, que no se corresponden ya con el mundo contemporáneo ni con los intereses del pueblo venezolano.

Venezuela es un magnífico país que empecinadamente busca reconciliarse y que, más que nunca, requiere del apoyo unánime de la comunidad internacional. El pueblo venezolano sabe que puede contar con Francia para esto.

¡Viva Venezuela!

¡Viva Francia!

¡Viva la amistad franco-venezolana!

Read 397 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Le Vignette di Paolo Piccione

…questo non è amore 2018”… e Pinocchio

 

Utenti Online

Abbiamo 1358 visitatori e nessun utente online

 

Agorà Magazine aderisce all'appello #iostoconvanessa