ANNO XVI Dicembre 2022.  Direttore Umberto Calabrese

Martedì, 10 Settembre 2019 00:27

Confianza en la Cámara a gobierno "Conte bis" Disputa con la Liega y Fratelli d'Italia

Written by 
Rate this item
(0 votes)

El primer voto de confianza para el gobierno "Conte bis" se logró sin peligro alguno para conseguir los números en el recinto legislativo, pero con una protesta en la calle convocada por Giorgia Meloni (Fratelli d'Italia) con apoyo del exministro del Interior y presidente de la Liga Matteo Salvini, que invocó "elecciones, de inmediato" y bramó contra los "ladrones de soberanía".    El premier recibió la confianza en la Cámara de Diputados por 343 votos a favor y 263 en contra, y se dijo "satisfecho del resultado".

Un clima de enfrentamiento que reverbera desde las calles hasta el interior del parlamento, donde los dos partidos opositores desencadenan batallas y se ganaron también la expulsión de un diputado.
Las peleas terminaron por causar la ira de Giuseppe Conte, que pese a las escaramuzas dentro y fuera del parlamento se había presentado a pedir la confianza de la Cámara con un discurso -uno de los más largos en la historia de la república- con el que quería iniciar una nueva temporada de moderación.
Tras incluir en su discurso una evocación del expresidente Giuseppe Saragat ("Hagan que el rostro de esta república sea un rostro humano"), también para subrayar el cambio de tono respecto del gobierno anterior, al replicar Conte volvió a criticar con dureza los métodos de la Liga y su presidente.
"Yo y todos mis ministros tomamos el solemne compromiso, hoy frente a ustedes, de cuidar las palabras, adoptar un léxico más consonante y respetuoso de las personas, de la diversidad de las ideas. La lengua del gobierno será suave, la acción no se mide con la arrogancia de las palabras", había dicho Conte.
Más tarde, en su réplica, Conte -atacado con dureza por la Liga y Fratelli d'Italia- cambió de registro, protestando sobre todo contra sus exaliados.
Le reprochó a la Liga haber tenido "reacciones emotivas" y haber cedido a "proclamas", siendo "coherente" solo con sus "conveniencias electorales" y reprochando a Matteo Salvini sus ausencias en los Consejos Europeos.
"Han hablado de traición pero repetir al infinito estas palabras no podrá cambiar la realidad de los hechos: esta es una gran mistificación. El hecho de pensar que una sola fuerza política o incluso su líder puedan decidir cada año a gusto, o a su arbitrio, si llevan al país a elecciones, es irresponsable", dijo al exvicepremier.
Conte tuvo que retomar la palabra entre mil interrupciones, gritos de estadio, aplausos irónicos y diputados de la Liga que se levantaban de sus butacas al grito de "bufón", "vendido" y "elecciones".
Gritos que precedieron las declaraciones de votación, en las que Fratelli d'Italia dijo no querer votar la confianza y donde Giorgia Meloni criticó al premier denunciando "maniobras palaciegas" y profetizando que "serán arrastrados por una Italia libre y soberana".
Sin embargo, el enfrentamiento más duro se espera para mañana en el Senado, cuando Conte se presente en Palazzo Madama para pedir también allí la confianza, con números seguros: deberían estar garantizados 163 votos, con el temor de alguna defección, también entre el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) cercano al premier, pero el agregado de otros votos del grupo mixto y los senadores vitalicios.
Mañana sobre todo intervendrá en el recinto del Senado el senador Matteo Salvini, que hoy escuchó a Conte atacar a quien se deja "condicionar por presiones de poderes económicos e indebidas influencias externas".
En su discurso de una hora y media, Conte anunció en cambio paso por paso las líneas programáticas de su gobierno. Empezando por esa primera prueba que será la ley de presupuesto, pasando por la reducción de la deuda pública y de las tasas hasta anunciar una serie de reformas: del fisco a la justicia, del recorte de parlamentarios a la nueva ley electoral, pasando por la autonomía regional y la revisión de los decretos de seguridad, prometiendo más obras públicas y más trabajo, una Italia más verde y más eficiente.
También prometió intervenciones para las guarderías infantiles y una ley de género para igualar los salarios de las mujeres, así como la siempre postergada ley sobre la representación sindical.
Con el aplauso del Partido Democrático, socio en el gobierno: "Hoy se cierra la temporada de la maldad, del odio, y creo que se puede mirar adelante", comentó el ministro y jefe de la delegación del PD en el gobierno, Dario Franceschini, quien prometió que ahora "nos arremangaremos por el bien del país".  (ANSA).

Read 367 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 769 visitatori e nessun utente online