ANNO XIV Ottobre 2020.  Direttore Umberto Calabrese

Sabato, 07 Marzo 2020 17:18

Un Clásico Juventus – Inter surrealista

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Juventus e Inter se preparan para chocar este domingo en Turín en el Clásico de Italia, que fue postergado hace una semana como consecuencia de la epidemia de coronavirus que azota al país.


Pese a que el número de víctimas fatales ascendió a 197 personas y el de afectados supera los 4.600 casos, el duelo más esperado se jugará finalmente una semana después de lo previsto y sin público, como hubiese sucedido el domingo pasado.
Será en el marco de la vigésimo sexta fecha que el domingo también recuperará los postergados Milan-Genoa, Parma-Spal, Udinese-Fiorentina y Sampdoria-Hellas Verona, mientras que Sassuolo-Brescia cerrarán la jornada el lunes.
El coronavirus alteró hábitos y costumbres y el fútbol es uno de los que debió adaptarse a la emergencia sanitaria que obligó al gobierno a estremar las medidas y a decretar, por ejemplo, la suspensión de las clases en escuelas y universidades.
El Clásico no fue la excepción pues se jugará en Turín, extremo norte de Italia que fue la zona más afectada por la epidemia con la región de Lombardía como epicentro, y este fin de semana contará con un marco surrealista.
Difícil imaginar un Juventus-Inter sin el aliento de las parcialidades en las tribunas y con el único sonido de los gritos dentro y al borde del campo de juego matizados por el del silbato del árbitro.
A pesar de no contar con el marco esperado, tendrá la misma importancia pues si Juventus gana recuperará la punta del campeonato que le arrebató la imparable Lazio, de la que hoy la separan dos puntos.
Cuatro es la distancia entre el equipo de Maurizio Sarri y un Inter que ya debía su partido previo con Sampdoria, que tenía que disputarse hace dos semanas en Milán (capital de Lombardía) y que también debió ser suspendido al estallar la epidemia.
Inter llega al Clásico con menos rodaje y al mando de un Antonio Conte que por primera vez pisará el estadio de Juventus como "enemigo" tras haber conquistado los primeros tres de los últimos ocho "scudettos" que logró en fila el equipo de Turín.
La ausencia de público impedirá saber cómo hubiera sido la recepción al ex entrenador de la "Vecchia Signora" que ahora deberá ingeniárselas para intentar cortar una racha de 10 años adversos para Inter en el campeonato ante ese rival.
En ese lapso, Juventus se confirmó como un verdadero "tabú" para Inter, que apenas ganó tres veces en 21 enfrentamientos, de los cuales perdió 12 y empató en los seis restantes.
Antecedentes que se quedarán en la estadística cuando la pelota comience a rodar y el equipo de Sarri, cuestionado luego de perder la punta y de caer en su visita a Olympique Lyon por la Champions, salga al ruedo en busca de la punta.
Esa derrota como visitante en los octavos de final del torneo continental fue el último partido de una Juventus que en los 11 días transcurridos desde entonces aprovechó la pausa obligada para recuperar "soldados".
El zaguero Giorgio Chiellini, que regresó luego de una larga inactividad tras la grave lesión que sufrió en la rodilla, acusó una fatiga muscular a comienzos de semana, pero ya volvió a entrenarse con sus compañeros aunque arrancaría como suplente.
Inter, que no juega desde el 16 de febrero, también recuperó lesionados, siendo el arquero esloveno Samir Handanovic el más esperado de todos en el plantel "nerazzurro" para intentar evitar que Cristiano Ronaldo extienda su record.
El astro luso, que regresó de Portugal tras visitar a su madre enferma, marcó goles en sus últimos 11 partidos por Serie A e irá por más acompañado por el argentino Paulo Dybala y el colombiano Juan Guillermo Cuadrado en ataque.
En el torneo, CR7 suma 21 festejos, seis menos que el artillero de Lazio, Ciro Immobile, y cinco por encima del belga Romelu Lukaku, goleador de un Inter al que el argentino Lautaro Martínez le aportó otros 11.
Conte tiene previsto desplegar esa dupla ofensiva cuando Inter salga al campo de juego que él volverá a pisar después de nueve años por primera vez desde que se alejó de Juventus y desde que lo hizo en la inauguración del estadio en 2011.
En ese escenario, Inter buscará cortar una sequía de 450 minutos sin convertir. El último lo marcó el 6 de enero de 2015 en un Clásico que terminó igualado en uno gracias al hoy ausente argentino Mauro Icardi, a préstamo en París Saint Germain.
Inter tampoco pudo jugar su partido por Copa Italia frente a Napoli, suspendido por el coronavirus al igual que el duelo con Juventus, que tras haber sido cancelado finalmente se confirmó para este domingo.
La situación derivada de la emergencia sanitaria se reflejará en la ausencia de conferencias de prensa, aunque se prevén entrevistas a distancia en las que difícilmente los técnicos muestren las cartas que pondrán en juego para este duelo.
Por el lado de Inter, la duda apunta a la presencia desde el primer minuto del danés Christian Eriksen, que supo festejar un gol en el Juventus Stadium en febrero de 2018 por Champions, pero con la casaca del Tottenham Hotspur.
Quienes tengan la suerte de poder presenciar el partido en vivo (como dirigentes, reporteros gráficos y cronistas) serán sometidos previamente a controles con scanner térmicos y, en el caso de los acreditados, deberán mantener una distancia mínima de dos metros entre sí por precaución.
El Clásico en tiempos de coronavirus tampoco contará con el típico apretón de manos de los capitanes antes del inicio, aunque servirá para olvidarse por al menos 90 minutos de la delicada situación que afronta el país.(ANSA).

Read 341 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 1205 visitatori e nessun utente online