ANNO XIV Ottobre 2020.  Direttore Umberto Calabrese

Giovedì, 16 Aprile 2020 22:49

¿El virus pudo escaparse de un laboratorio chino? Sospechan que no viene de los animales, sino de los laboratorios

Written by 
Rate this item
(0 votes)
¿Pudo el Covid-19 escaparse de un laboratorio de Wuhan? ¿Pudo el Covid-19 escaparse de un laboratorio de Wuhan?

La inteligencia estadounidense investiga. Pero también plantean sus resquemores  Francia y Reino Unido. Es claro que el Covid-19 es de origen animal y que no muestra manipulación de arma biológica, pero acaso hubo impericia.

Los agentes secretos estadounidenses están investigando sobre la hipótesis de que el Covid-19 no proviene del mercado de animales sino del laboratorio de Wuhan, donde se realizan riesgosas investigaciones sobre los coronavirus de los murciélagos. Lo reveló la cadena CNN basándose en varias fuentes de inteligencia, después de que el jefe del Estado Mayor conjunto; Mark Milley, admitió que los servicios secretos estadounidenses están dando "una mirada seria" a esta eventualidad, reabriendo un escenario alimentado por teorías de conspiración con recíprocas acusaciones entre Washington y Pekín.
Estados Unidos no cree que el virus esté ligado a investigaciones sobre armas biológicas, o que haya sido bio-ingeniería. Y también la comunidad científica se inclina por un virus proveniente de los animales y no de tubos de ensayo, como lo demuestra la estructura del Covid-19.
Pero el gobierno estadounidense no excluye que haya habido algún "incidente" que lo hizo salir del laboratorio, tal vez debido a un incorrecto o inadecuado manejo de los materiales que infectaron a algunos empleados.
Entonces, sostiene esa tesis, sería un virus animal y no origen de una manipulación o confección de probeta, pero que se "escapó" de un laboratorio.
Las fuentes creen que sería prematuro sacar cualquier tipo de conclusión, pero las investigaciones están en curso.
"Estamos llevando adelante una investigación completa sobre como este virus se propagó", explicó el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo a la cadena Fox.
"Lo que sabemos es que este virus nació en Wuhan y que el instituto de virología de Wuhan está solo a algunos kilómetros de distancia del mercado abierto", añadió Pompeo, que recientemente acusó al Partido Comunista Chino de haber escondido y manipulado muchos datos.
Para reforzar los temores de un incidente están también dos cables enviados en 2018 por diplomáticos de la embajada estadounidense en Pekín que habían visitado varias veces el Instituto de virología de Wuhan, y quedaron muy preocupados por lo que vieron allí.
Tanto que alertaron a sus superiores, escribió el diario The Washington Post, sobre las deficiencias de la gestión y de la seguridad del laboratorio chino y propusieron ofrecer más atención y ayuda no solo por la importancia de los estudios sobre los coronavirus de los murciélagos, sino también por su peligrosidad.
The Washington Post sostiene, además, que la versión de las autoridades de Pekín de que el virus emergió del mercado de Wuhan es débil, citando investigaciones de expertos chinos publicadas en la revista Lancet.
En esos trabajos se afirma que el primer paciente conocido de coronavirus, identificado el 1ro de diciembre, no tenía ninguna relación con el mercado y ni siquiera un tercio de los infectados en el primer gran grupo tuvieron vinculación alguna con ese lugar.
Otro dato peculiar es que el mercado, además no vendía murciélago, ni alimentos basados en ellos. El gobierno chino, recuerda el periódico estadounidense, impuso un bloqueo total sobre las informaciones relacionadas al virus y todavía no proporcionó a Estados Unidos ninguna muestra del nuevo coronavirus recogida de los primeros casos.
Finalmente, el laboratorio de Shangai que el 11 de enero publicó el genoma del Covid-19 fue cerrado rápidamente por las autoridades por "rectificación", mientras varios médicos y periodistas que reportaron sobre la epidemia desaparecieron, según The Washington Post.
Lo que aumenta las tensiones de Washington con Pekín -expresadas a viva voz por Donald Trump- son también las sospechas, contenidas en un reporte del Departamento de Estado norteamericano todavía no publicado, de que China está realizando pruebas nucleares secretas con muy bajo poder de explosivos.
Las realiza a pesar de sus garantías sobre el pleno respeto al tratado internacional de 1996 que prohíbe cualquier ensayo nuclear. Sin embargo, este tratado nunca fue ratificado ni por Washington ni por Pekín. (ANSA).

Read 321 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 1106 visitatori e nessun utente online