ANNO XIV Agosto 2020.  Direttore Umberto Calabrese

Domenica, 28 Giugno 2020 21:59

Mucho Mucho Amor se estrena el 8 de julio en Netflix.

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Walter Mercado destila mucho amor en este documental de Netflix

La vida y legado del astrólogo puertorriqueño han sido inmortalizados en ‘Mucho Mucho Amor’, un documental que se estrena el 8 de julio en la plataforma de ‘streaming’.

El documental sobre la vida y obra del astrólogo puertorriqueño Walter Mercado toca muchos temas, incluyendo su renuencia a ‘salir del clóset’ y caer en la trampa de encasillarse en un género específico.

Netflix


Si hay alguien que definió por décadas la televisión hispana en Estados Unidos es Walter Mercado, el actor y bailarín puertorriqueño convertido en astrólogo que se hizo famoso por repartir amor en la forma de horóscopos y buenos augurios montado en un sillón imponente, vistiendo capas estrafalarias y joyas deslumbrantes.

En el punto más alto de su carrera, el segmento televisivo de Walter Mercado llegó a verse por 120 millones de televidentes diariamente, sí, diariamente, a lo largo de más de 30 años. No importaba si eras piscis, acuario o capricornio; los augurios de Walter siempre terminaban bien, con una nota positiva y cerrando su segmento con una frase que lo acompañó hasta la muerte: «Y que reciban de mí siempre paz, mucha paz, pero sobre todo, mucho, mucho, mucho … amor.»

Walter Mercado, quien falleció en noviembre de 2019 a los 88 años, es el eje sobre el que gira Mucho Mucho Amor, un documental dirigido por Cristina Costantini (Science Fair) y Kareem Tabsch (The Last Resort, Dolphin Lover) que se estrena el miércoles 8 de julio en Netflix. El productor es Alex Fumero.

Un adelantado a su tiempo 

Mucho Mucho Amor fue producto de una feliz casualidad en la que tres jóvenes hispanos coincidieron tras descubrir que cada uno, por su parte, quería contar la vida del popular astrólogo; aquel con el que sus respectivas mamás y abuelitas habían pasado muchos buenos ratos al frente al televisor. En 2017, y tras una serie de afortunadas coincidencias, Costantini, Tabsch y Fumero se juntaron en una llamada de conferencia para discutir los pormenores de una posible colaboración. Dos años después, los tres llegaban juntos al Festival de Sundance a presentar el producto final –apropiadamente ataviados en coloridas capas à la Walter Mercado.


Entre 50 y la muerte

Mucho Mucho Amor hace un recuento emotivo –y muy detallado– de la vida de Mercado, desde su infancia en Ponce, Puerto Rico, hasta prácticamente el final de su vida, cuando en agosto de 2019, con una salud ya muy frágil, viajó hasta Miami para asistir a la inauguración de Mucho Mucho Amor: 50 años de Walter Mercado, una exhibición organizada por el Museo de Historia de Miami para celebrar sus 50 años en la televisión. Costantini y Tabsch estuvieron ahí para capturar el ambiente de su última aparición pública, rodeado de fans ansiosos por hacerse una selfie con él y periodistas haciendo fila para entrevistar a la leyenda. El fiestón mediático para Walter en Miami incluye una entrevista con el periodista Jorge Ramos, quien en un momento insiste en sacarle la edad al venerable astrólogo «¿87? ¿Puedo decir tu edad?», le pregunta Ramos, a lo cual Walter responde, sin inmutarse, tener «entre 50 y la muerte».

Costantini y Tabsh hacen un buen trabajo al desmenuzar –en 96 minutos– la historia de un ser complejo; un intelectual paradójicamente espiritual que se adelantó a su tiempo al negarse a ser encasillado en una definición específica de género. Mercado nunca habló públicamente sobre su sexualidad y aunque los cineastas lo presionan –varias veces, de hecho– para abordar el tema, Mercado siempre sale al paso hablando de dioses y conexiones místicas con la naturaleza.

¡Walter y su familia nos dijeron que estábamos obsesionados con el sexo!», recuerda Tabsch, divertido, sobre las repetidas ocasiones en que él y Costantini instaron al astrólogo a hablar sobre su sexualidad. «Recuerdo una conversación en privado con Walter, donde no había cámaras ni micrófonos y le dije: ‘Dude, te vamos a preguntar sobre esto'», cuenta Tabsch. Pero Walter (siendo Walter) nunca cedió. A fin de cuentas, habiendo nacido en 1932 y crecido en un lugar –y una época– en que la gente simplemente no hablaba en público sobre su sexualidad, discutir el tema estaba por demás.

Walter Mercado nunca marchó en los desfiles gay, ni fue por la vida ondeando la bandera del arcoíris, pero fue un tipo tan auténtico que, cuando nadie lo imaginaba, se plantó frente a las cámaras de la televisión nacional vistiendo capas con lentejuelas, despampanantes joyas, mucho maquillaje y peinado de salón. Daba igual la forma en que se autodenominara en el terreno sexual. Las cartas estaban echadas. «Hace treinta años… ¡treinta años!… Walter hablaba de cómo el futuro no iba a ser femenino y masculino. Que el futuro no sería binario», dice Tabsch, parafraseando a Mercado.

La despedida

Por el documental desfilan varios famosos y otros no tan famosos que fueron decisivos en la vida del astrólogo; desde productores que le abrieron paso a la fama hasta «socios» que lo traicionaron hasta robarle su nombre y apellido –literalmente. Hay muchas escenas que conmueven y una que, probablemente, pondrá a lloriquear a muchos: En esta vemos a Lin-Manuel Miranda llegando a conocer a «su héroe de la infancia», mientras que Mercado, por su parte, no puede de la emoción de conocer al mismísimo Hamilton. Durante varios minutos, Lin-Manuel y Walter intercambian halagos, nombrándose mutuamente el fan número uno del otro –llueven las risas, las selfies, las lágrimas y los abrazos.

Si bien el trabajo del documentalista es muy parecido al del periodista, en el sentido de que hay que guardar la sana distancia con el sujeto, algo que transpira de manera muy agradable en Mucho Mucho Amor es la relación que los cineastas llegaron a trabar con Walter Mercado. En una entrevista, visiblemente conmovida, Costantini recuerda los últimos días de grabación, en una de las muchas visitas que le hicieron en su hogar de Puerto Rico, cuando Walter caminaba a duras y padecía todo tipo de dolores. 

«Algo de lo que no hablamos mucho es de qué tan cercanos nos hicimos de Walter,» dice Costantini. «Cuando empezamos a filmar esto, él era como un ícono de nuestra infancia; algo que nos recordaba a nuestras familias, pero en dos años nos volvimos muy cercanos; Walter se volvió como un tío-abuelo, un tío raro, fabuloso, para nosotros». Esta relación se hizo tan estrecha, que Kareem y Fumero estuvieron entre los portadores del féretro en el funeral de Walter.

Costantini y Tabsch terminaron de grabar el 1 de noviembre de 2019. Walter falleció al día siguiente, porque Walter –siendo Walter– tenía que morir en el Día de Muertos.

Mucho Mucho Amor está dedicado a las abuelitas de los creadores (Alejandrito, KanKan y Ceena) y a las abuelitas de todo el mundo. Las mías ya no están por acá, pero créanme, lo habrían disfrutado muchísimo.

CNET

Read 71 times Last modified on Domenica, 28 Giugno 2020 22:08

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Le Vignette di Paolo Piccione

…questo non è amore 2018”… e Pinocchio

 

Utenti Online

Abbiamo 1141 visitatori e nessun utente online

 

Agorà Magazine aderisce all'appello #iostoconvanessa

Calendario

« August 2020 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31