ANNO XIV Settembre 2020.  Direttore Umberto Calabrese

Sabato, 18 Luglio 2020 17:14

Batalla por las ayudas UE en Bruselas

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Los 27 líderes europeos volvieron a reunirse, manteniendo distancias, físicas y metafóricas, a raíz de las grandes diferencias en torno a las ayudas post pandemia.

Después de meses confinados en sus propias capitales, los 27 líderes europeos volvieron a reunirse hoy, sin asistentes y manteniendo las distancias, físicas y metafóricas, a raíz de las grandes diferencias que existen por el fondo de recuperación para la salida de la crisis del Covid-19.
"Las diferencias son muchas aún, muy grandes y no podemos prever si lograremos un resultado", admitió la canciller alemana, Angela Merkel.
Por su lado, el presidente francés, Emmanuel Macron, se encargó de recordar que "está en juego nuestro proyecto europeo". Pero eso no alcanza para que se flexibilicen las posiciones de sus colegas, aunque algunos ya advierten que puede tratarse de una cuestión táctica, que consistiría primero ubicarse en una posición extrema y luego se negocia para llegar a un punto medio. O al menos ésa es la esperanza de los presidentes Charles Michel y Ursula von der Leyen, que son positivos y ven un "acuerdo posible".
No se trata de una guerra de todos contra todos, sino de lucha entre bandas. La primera que explotó fue la del premier italiano, Giuseppe Conte, y su par en los Países Bajos, Mark Rutte.
"Tu propuesta sobre la gobernanza del Recovery Fund (Fondo de Recuperación) es incompatible con los tratados e impracticable en el plano político", le dijo el premier italiano, en referencia a la unanimidad del voto en el Consejo, que el holandés reclama para los desembolsos europeos. "No lo creemos", replicaron desde La Haya Aja.
"Esta es una situación excepcional que requiere de una solidaridad excepcional, para la cual se pueden encontrar soluciones extraordinarias. Es necesario que seamos creativos", insistieron fuentes holandesas.
Las diferentes partes han estado en contacto durante semanas y tienen estrategias acordadas. El canciller austriaco Sebastian Kurz explicó la posición de los llamados países frugales: "Junto con los Países Bajos, Suecia y Dinamarca tenemos una línea estrechamente coordinada", que prevé una reducción el "volumen total" del balance y del fondo de recuperación, sobre todo en las "subvenciones" no reembolsables.
También quieren cambiar los criterios para distribuir la ayuda, ahora basados en el PIB y el desempleo durante los últimos 5 años, así como las modalidades de "reembolso", anticipando la devolución de las ayudas.
Y Finlandia también preferiría "menos de la mitad de subsidios", dijo su premier, Sanna Marin.
Luego está la batalla solitaria de Holanda sobre la gobernanza, es decir, sobre quién dará luz verde a los planes de recuperación de los países individuales.
Rutte, como se mencionó, insiste para que sea el Consejo el que decida por unanimidad tener control directo sobre los planes de cada uno.
Italia está en primera fila con España, Portugal y Francia, entre otros, para defender los 750 mil millones del fondo de recuperación, y especialmente las 500 mil millones de subvenciones. Porque debe asegúrese que no bajen esos 81 mil millones que tocan en la distribución actual.
Algo está dispuesto a cortar Italia, pero ciertamente no en la parte destinada a subsidios para el relanzamiento de su economía. En cuanto al grupo de Visegrado, dos de sus países integrantes, Polonia y Hungría, les toca una parte delicada, pues la propuesta de Michel sobre el fondo de recuperación vincula las ayudas con el respeto de las reglas democráticas y de los valores europeos.
Pero Hungría y Polonia están bajo procedimiento precisamente por la falta de respeto al estado de derecho y, por lo tanto, no sólo piden cambiar la propuesta sobre la mesa, sino también revisar el artículo 7 del Tratado de la UE por el cual terminaron en riesgo de sanciones. Poner como condición el respeto al estado de derecho para acceder a la financiación de la UE es "arbitrario" y una "una amenaza a la seguridad jurídica", advirtió el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki.
Entre los temas de discordia también está la cuestión de los reembolsos o descuentos de presupuesto, de los que disfruta hoy Holanda, Suecia, Dinamarca y Alemania, y que casi todos, excepto los interesados, consideran obsoleto.
Algunos esperan que puedan volverse objeto de intercambio con los llamados países frugales (Países Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca), pero en la negociación presupuestaria más complicada de la historia de la Unión Europea ciertamente no podrá ser lo único. (ANSA).

Read 83 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 1120 visitatori e nessun utente online