ANNO XVIII Maggio 2024.  Direttore Umberto Calabrese

Mercoledì, 10 Gennaio 2024 18:29

En Italia, nace el turismo del azafrán

Written by 
Rate this item
(0 votes)
Para recolectar el azafran hay que salir al alba Para recolectar el azafran hay que salir al alba

Hay que despertarse al amanecer para recolectarlo.

Despertarse al amanecer para presenciar la cosecha del azafrán, es el programa de vacaciones de un número creciente de viajeros de todas las edades fascinados por el florecimiento de estas preciosas plantas, cuyo nombre botánico es Crocus sativus.

 

Una extensión de pequeñas flores violetas que se recogen antes de la eclosión para conservar los tres, a veces incluso cinco, preciados estigmas de color rojo anaranjado que se secan y luego se obtienen de ellos un ingrediente caro pero sabroso para cocinar y hacer helados, pero también esencias para cosmética y farmacia. 

 

En el mercado el producto seco cuesta unos 30 euros el gramo; si es de calidad, un chef puede elaborar con él al menos 20 porciones de risotto, siendo de baja calidad tres o cuatro porciones como máximo.

 

La cosecha está en marcha, entre octubre y noviembre, y los bulbos se han aclimatado bien en la meseta y en el interior, en Abruzos, donde el azafrán de L'Aquila goza de una DOP que incluye 13 municipios, pero también en el Bajo Lacio, en Toscana y en Cerdeña. En una geografía que muchas veces coincide con la de la trufa.

 

"El coste de esta rara especia es elevado porque para producir un kilo de hebras de azafrán se necesitan aproximadamente 100.000 flores y más de 420 horas de trabajo", especifica Sonia Fiucci, presidenta de la asociación "Vie dello safferano", que colabora con el maestro heladero Francesco Dioletta en "Recoger, conocer y saborear" en San Pio delle Camere (L'Aquila), que en el mes de la cosecha atrae a 150 visitantes al día.

 

Todos asisten a la cosecha por la mañana y luego a la clasificación y secado sobre las brasas para luego degustar una comida a todo azafrán, desde aperitivos hasta cerveza, pasando por sagne y helados.

 

 Todo ello acompañado del acordeón de una joven banda de música popular para descubrir que la flor también es comestible, en ensaladas, pero también para hacer mermeladas. Sin embargo, esto no es nada nuevo para los animales: a las ovejas les gusta, al igual que a los ratones, los topos y los jabalíes. Por eso todos los campos están vallados.

 

La "Festa dei solchi" en agosto está dedicada a los amantes de la jardinería, con demostraciones sobre cómo se cultivan los bulbos. (ANSA).

Read 331 times

PIAZZA ITALIA Dicembre 2016 PDF

Utenti Online

Abbiamo 569 visitatori e nessun utente online